lunes, 16 de enero de 2017

300 militares españoles se unen a la provocación de la OTAN en la frontera rusa

300 militares españoles se han unido a un batallón de la OTAN en Letonia, en la frontera con Rusia. El país báltico está preparando una base “muy grande” para el batallón, dirigido por Canadá, dijo el jueves el ministro de Defensa letón, Raimonds Bergmanis, en un momento de provocaciones crecientes de la OTAN hacia Rusia.

Con la participación de los 300 efectivos españoles el número total de los soldados de la Alianza Atlántica en dicho batallón podría ascender hasta los 1.200 efectivos.

“Por el momento, no hay ninguna preocupación de que algo no funcione”, sostuvo Bergmanis durante una entrevista con Radio Letona. A continuación, confirmó que “la base de Adazi se convertirá en un lugar muy grande” para acomodar las enormes unidades militares de la OTAN.

El batallón, formado principalmente por tropas canadienses, se espera que llegue a finales del mes en curso a Letonia, donde será desplegado cerca de la frontera rusa.

España ha avanzado una pronta contribución de su país al despliegue de cuatro batallones de la OTAN en los países bálticos y Polonia. El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, ha aseverado que las tropas canadienses se desplazarán a Letonia con la excusa de una presunta agresión rusa.

La acumulación de medios militares de Canadá en Europa costará alrededor de 163 millones de euros, de acuerdo con la agencia letona de noticias LETA.

Desde 2014, la OTAN ha aumentado su presencia militar en Europa, especialmente en los países del este que comparten frontera con Rusia, pretextando una supuesta interferencia de Moscú en la guerra de Ucrania.

Rusia ha expresado reiteradamente su preocupación por la acumulación, por parte de la OTAN, de equipamiento militar a lo largo de sus fronteras occidentales, advirtiendo de que la expansión de la Alianza socava la seguridad tanto de la región como a nivel mundial.

Fuente: http://www.hispantv.com/noticias/espana/330167/tropas-espana-unen-batallon-otan-letonia-rusia

Cuando Stalin propuso la reunificación de Alemania

Jorge Álvarez

El 10 de marzo de 1952 pudo cambiar el rumbo de la Historia si hubiera prosperado una atrevida propuesta para la reunificación alemana. Alemania (entonces dividida en dos bloques, uno proocidental, la RFA, y otro prosoviético, la RDA) se convertiría en un único estado donde estuvieran garantizados “los derechos del Hombre y las libertades básicas, incluidas las de expresión, prensa, religión, ideas política y reunión”, admitiendo además la libre actividad de partidos y otras organizaciones democráticas, así como la formación de un ejército.

Lo que sorprenderá a más de uno es que el autor de dicha proposición fue nada más y nada menos que José Stalin. En efecto, los representantes de los gobiernos de Reino Unido, Francia y Estados Unidos recibieron un documento de manos de Andrei Gromyko, conocido desde entonces como Nota de Marzo o Nota de Stalin, donde el líder soviético ofrecía esa posibilidad casi sin condiciones, aunque en un contexto muy obvio: en esos momentos las potencias occidentales estaban preparando la fundación de lo que luego sería la OTAN y negociando con la República Federal de Alemania (creada en mayo de 1949, cuatro meses antes que la República Democrática Alemana) su ingreso en esa alianza militar, de ahí que la nota ofreciera una nueva Alemania libre, sí, pero neutral y desmilitarizada (o, al menos, sin integrarse en ninguna alianza estratégica).

Por eso y porque se estimó que la Nota de Stalin era una trampa, pues aún cuando fuera sincera se daba por hecho que los soviéticos contaban con que el país germano reunificado podría ser inducido al modelo comunista, occidente rechazó la oferta y contaatacó con su propia versión, diciendo que a Alemania debía dejársele elegir libremente su incorporación a la OTAN y concederle el derecho a un ejército si tal era su deseo.

Por supuesto, se sabía que esa alternativa resultaba imposible de aceptar por la URSS, que aún tenía sangrantes la ominosa invasión de su territorio por las tropas teutonas durante la reciente Segunda Guerra Mundial. Aquel intercambio de ofertas y contraofertas es lo que se ha dado en llamar la Batalla de las Notas, que constituyó un buen ejemplo de lo que sería la Guerra Fría (una realidad ya con el conflicto de Corea en marcha desde 1950).

El primero y más decidido en decir no a Stalin fue Konrad Adenauer, el canciller alemán, al que no bastaron las promesas soviéticas sobre retirar las tropas de ocupación, devolver las fronteras a las pactadas en la Conferencia de Postdam y facilitar la reincorporación del país a los mercados mundiales, así como suspender el proceso de desnazificación para exmilitares e incluso miembros del Partido Nazi con la excepción de los que fueran considerados criminales de guerra.

Esa actitud negativa del canciller, al que algunos críticos extremos acusaron de querer mantener separada a la mayoría católica del Oeste de la protestante del Este (que además era el tradicional feudo socialdemócrata), se explicaba más bien por ligar a Alemania al bloque capitalista y le pasaría factura tiempo después, cuando algunos políticos de su propio país plantearon que quizá había dejado pasar una oportunidad única, aunque él siempre opinó que la reunificación sólo podía desarrollarse tras un tiempo de coexistencia entre ambas repúblicas durante el cual, de forma paralela y complementaria, se fuera produciendo una adaptación de la RDA al sistema capitalista para evitar que ocurriera al contrario.

Otros, en cambio, eran más posibilistas y sugerían que Alemania podía ejercer un importante papel de mediadora entre Este y Oeste, y si se garantizaban elecciones libres y las fronteras de Postdam se podía y se debía negociar con Stalin con su nota como punto de partida.

Fue el caso del titular de Interior, Jakob Kaiser, y de algunos ministros más que, junto a varios miembros del FDP (Partido Democrático Libre, el que gobernaba), declararon dos días después que no se perdía nada con intentarlo y si resultaba ser una trampa, los mismos soviéticos quedarían en evidencia.

Pero Adenauer impuso su decisión temiendo que Stalin impusiera la presencia de la RDA en las negociaciones -consiguiendo hábilmente que fuera reconocida de facto– y aduciendo que una Alemania neutral carecería de capacidad defensiva ante una absorción por el bloque del Este. La mayoría del parlamento le apoyó, incluyendo la oposición socialdemócrata.

En la RDA la propuesta de la URSS fue recibida con entusiasmo, pues aunque ya se había organizado una fuerza paramilitar denominada Kasernierte Volkspolizei, en septiembre de 1951 también había hecho ofertas a la RFA para organizar elecciones conjuntas si antes se firmaba un tratado de paz.

Sin embargo no tardaron en volver a la realidad cuando el 25 de marzo, quince días después de la nota de Stalin, Reino Unido, Francia y EEUU enviaban la suya a Moscú condicionando la firma de ese tratado a la celebración de elecciones libres comprobadas por la ONU, a reconocer el derecho de Alemania a aliarse con quien quisiera y a rechazar las fronteras habladas en Postdam (dado que sólo eran válidas hasta firmar un tratado).

El 9 de abril Stalin presentó una segunda nota ratificando su documento pero proponiendo un cambio: que las elecciones fueran supervisadas pero no por la ONU sino por las cuatro potencias ocupantes, que seguirían activas mientras se negociaba el citado tratado de paz.

La respuesta de occidente se produjo el día 13 aceptando en parte la idea si bien con la condición de que los supervisores no fueran funcionarios del gobierno sino observadores imparciales. El líder soviético mandó una tercera nota el 24 de mayo, cuando acababa de hacerse pública la fundación de la EDC (Comunidad Europea de Defensa), criticando a esta nueva organización porque suponía un obstáculo para el ansiado tratado.

El 23 de agosto todavía vería la luz una cuarta y última nota que era más de lo mismo; dado que occidente también estaba en esa línea de cerrarse a lo que dijera el otro, la cuestión fue disolviéndose poco a poco y un muro de hormigón terminó poniéndole la puntilla a partir de 1961.

Fuente: http://www.labrujulaverde.com/2017/01/cuando-stalin-propuso-la-reunificacion-de-alemania

El Frente Al-Nosra presenta síntomas de descomposición interna

En 2016 un número muy importante de dirigentes del Frente Al-Nosra en Idlib, al norte de Siria, fueron asesinados, agravando la situación interna del grupo, que ha pasado de tratar de ponerse al frente de los demás, a enfrentarse a ellos abiertamente.

Se trata de una fuerza en trance de descomposición que conocerá un fin precoz, al menos tal y como la conocemos actualmente, pudiendo reconvertirse en un células dispersas capaces de actuar de manera esporádica en frentes diferentes de Oriente Medio.

A causa de las múltiples derrotas experimentadas por el Frente Al-Nosra, sobre todo en Alepo, los demás grupos armados ya no quieren unirse a ellos. El incremento de asesinatos en el seno del grupo está en la razíz de su debilidad.

Recientemente uno de los terroristas saudíes que dirigen Jaysh Al-Fatah, Abdallah Al-Mahissani, reconocía que la coalición yihadista había fracasado por la irresponsabilidad de los distintos jefes que la componían.

“No se puede decir que el Frente Al-Nosra trate de unir a los diversos grupos terroristas, porque lo que en realidad trata es de inmiscuirse en el seno de la dirección de dichos grupos”, dijo Al-Mahissani.

Los distintos grupos yihadistas que combaten al gobierno mantienen profundas divergencias ideológicas, muchas de las cuales se han tratado de resolver por la vía más expeditiva de las ejecuciones sumarias y los ataques directos, como el del Frente Al-Nosra contra la base del llamado “ejército libre de Siria”.

Rusia tiene nuevas pruebas de la responsabilidad del imperialismo en el terror yihadista

Nikolai Petrushev
El secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolai Patrushev, declaró que Rusia tiene nuevas y “contundentes” pruebas de que ciertos Estados y sociedades influyentes continúan apoyando a los decapitadores yihadistas. Petrushev expuso su testimonio en una entrevista al diario ruso Rossiyskaya Gazeta.

“Se trata del aprovisionamiento de petróleo y otras materias primas por los terroristas, así como la remuneración para obtener derechos de producción y transporte de mercancías en los territorios bajo su control”, indicó Petrushev.

Las declaraciones de Petrushev quisieron ser una réplicas a las recientes de Estados Unidos que negó cualquier papel a Rusia en la lucha contra el terrorismo yihadista. “Si el balance ruso es nulo, el de Estados Unidos es negativo”, añadió el dirigente ruso.

En referencia a la cooperación con terceros países. Petrushev destacó las aportaciones de su país a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre diversas organizaciones terroristas y su financiación. El 30 de setiembre de 2015, recuerda Petrushev, Rusia inició ataques aéreos a petición del gobierno de Damasco contra las posiciones de los terroristas en Siria, lo que ha permitido recuperar grandes extensiones de terreno.

Los aviones rusos han destruido infinidad de infraestructuras, especialmente puntos de extracción de petróleo utilizados por los yihadistas para financiar sus actividades.

Rusia ha ayudado al ejército sirio a liberar completamente Alepo, la segunda ciudad más importante de Siria, donde los equipos rusos de desminado han descubierto depósitos de municiones procedentes de los países de la OTAN que han acabado en manos del Frente Al-Nosra.

En marzo del pasado año la aviación rusa participó en la liberación de Palmira, a donde tuvieron que volver tras la recuperación de aquella ciudad por los yihadistas.

Uno de los principales resultados de la actividad de los rusos en Siria es el acuerdo tripartito con Irán y Turquía para un alto el fuego en la guerra y la preparación con el gobierno de una ronda de negociaciones entre Damasco y la oposición siria en Astana, la capital de Kazajistán.

domingo, 15 de enero de 2017

El Ministerio de Interior inaugura un nuevo sistema de escuchas telefónicas

A comienzos de este año el Ministerio de Interior ha inaugurado un nuevo sistema de pinchazos telefónicos llamado Verint 12 que, de momento está en fase de pruebas. Dentro de unos meses sustituirá al actual, que data de los tiempos de José María Aznar, 2001, y fue reformado con Alfredo Pérez Rubalcaba en 2010.

Este Ministerio no conoce los recortes. El nuevo Sitel (Sistema de Interceptación Telefónica) introduce mejoras operativas para la labor de vigilancia de los policías, nuevas herramientas e información en tiempo real sobre los sujetos vigilados. Por ejemplo, los movimientos geográficos de estos.

La Dirección General de la Policía está aprovechando estas semanas para impartir cursos de formación a los policías de sus brigadas de Información, que son los primeros que deben familiarizarse con el Verint 12. La Guardia Civil también lo utilizará.

El artículo 39.4 de la Ley General de Telecomunicaciones aclara que la policía no vigila sólo las llamadas telefónicas, sino “todo tipo de comunicaciones electrónicas”, en particular, las de vídeo, audio, intercambio de mensajes de whatsapp, correos electrónicos, SMS, archivos o faxes.

Por su carácter reservado, Sitel siempre ha estado rodeado por un halo de misterio y sólo hay protestas cuando los unos se vigilan a los otros. En el marco de las operaciones Pokémon y Manga, la jueza de Lugo, Pilar de Lara, ordenó el pinchazo de 200 líneas de políticos y empresarios corruptos

Los pinchazos se convierten en un escándalo cuando no acaban en las manos de un juez sino que van pasando de unas manos a otras, hasta que acaban en los medios de comunicación, es decir, convirtiendo en público lo que es privado.

En 2009, estando en la oposición, el PP acusó al entonces ministro del Interior, Pérez Rubalcaba, de usar Sitel con fines de manipulación política, a raíz de los pinchazos relacionados con el caso Gurtel.

En 2011 González Pons llegó a definir la red Sitel como “una máquina que parece sacada de la película Blade Runner” y anunció que su partido la eliminaría “el primer día” que ganase las elecciones. Típica demagogia. Una vez en La Moncloa, todo fue a peor...

A diferencia de otros países como Alemania, Grecia, Portugal, Holanda o Reino Unido, en España el gobierno no publica las estadísticas oficiales de los pinchazos telefónicos que lleva a cabo la policía. Sólo se pueden hacer estimaciones indirectas.

Durante 2013 se realizaron 24.212 pinchazos telefónicos solo a usuarios de Vodafone, una cifra muy lejos de las condenas por delitos como blanqueo de capitales (1.612) o tráfico de drogas (13.243). Teniendo en cuenta que Vodafone representa el 24,3 por ciento del tráfico de llamadas móviles, se puede estimar que al año se están realizando más de 100.000 pinchazos legales.

Pero es sólo la punta del iceberg porque, además, Vodafone informó a la policía de los metadatos de 48.679 llamadas, como su  duración, el destino o la localización, por lo que habría otros 200.000 pinchazos adicionales, aunque hay quien maneja otras “cifras oficiosas” según las cuales en España existirían hasta un millón de líneas telefónicas pinchadas (*).

De los pinchazos ilegales es mejor ni hablar... Un ejemplo de escuchas ilegales es el caso Anonymous, cuando la policía pinchó llamadas de teléfono de personas después de haber sido puestas en libertad. Otro caso típico de pinchazos ilegales son los que lleva a cabo la policía contra algunos abogados para grabar conversaciones con sus defendidos, que están protegidos por la obligación de secreto profesional.

(*) http://www.eldiario.es/turing/vigilancia_y_privacidad/Vodafone-SITEL-espionaje_telefonico_0_269473073.html

Feroces combates cerca de Damasco para que la población tenga acceso al agua potable

Desde medianoche se han entablado feroces combates en Wadi Barada, a 15 kilómetros de Damasco, cuando un negociador del ejército regular, el oficial retirado Ahmad Al-Ghadbane, fue asesinado en circunstancias no esclarecidas. Apoyado por unidades de Hezbollah, el ejército sirio trata de desalojar a los yihadistas de las plantas potabilizadoras para devolver el suministro de agua a Damasco.

El 20 de diciembre, tras la firma de un acuerdo de alto el fuego con una parte de las milicias yihadistas, el Frente Al-Nosra se apoderó de los canales de suministro de agua potable a Damasco y, junto con algunas de sus marcas comerciales, como los Cascos Blancos, envenenaron el agua que consumen cinco millones de personas en la capital siria.

Anoche el oficial fallecido se encontraba trataba de acceder a las plantas potabilizadoras junto con un equipo de mantenimiento para reparar los daños en la conducción cuando cayó muerto. Pocas horas después el ejército regular inició un fuerte bombardeo para tratar de abrirse paso hacia Ain el-Fijé, donde se encuentran los manantiales.

Hacía 24 horas que Al-Ghadbane se había hecho cargo de las negociaciones con los yihadistas para que abandonaran sus posiciones y permitieran la reparación de los conductos de suministro de agua a la población de Damasco.

Ayer la agencia de noticias Sana afirmó que los terroristas habían abierto fuego contra Al-Ghadbane cuando salía de una reunión con los jefes de los grupos armados de Ain el-Fijé.

Por su parte, a pesar de que se presentan como “organizaciones de la sociedad civil”, los portavoces de los yihadistas están llamando a no rendirse a los negociadores de Astana, en referencia al inminente inicio de conversaciones de paz entre el gobierno y algunos grupos yihadistas en la capital de Kazajistán.

Además, pretenden que observadores de la ONU vigilen el cumplimiento del alto el fuego en Wadi Brada y la salida de las tropas del ejército regular, junto con las de Hezbollah.

Tenemos derecho a festejar la ejecución de un fascista como Carrero Blanco

Antonio Maestre

Jan Kubis y Joseb Gaczik son dos héroes del pueblo checo. Consiguieron ese honor tras atentar contra Reynhard Heydrich, director de la Oficina Central de Seguridad del III Reich y acabar con su vida en el marco de la Operación Antropoide. “El carnicero de Praga” murió el 4 de junio de 1942 por las heridas causadas después de que Kubis y Gaczik lanzaran una mina antitanque modificada contra el vehículo en el que viajaba el jerarca nazi.

Los dos checos que mataron a Heydrich se refugiaron en la iglesia de San Cirilo y San Metodio, donde finalmente fueron encontrados por las tropas nazis y asesinados junto a otros miembros de la resistencia de Praga. Una placa les recuerda en ese templo con las siguientes palabras:

“En esta Iglesia ortodoxa de los santos Cirilo y Metodio murieron el 18 de junio de 1942, defendiendo nuestra libertad, los combatientes del ejército checoslovaco en el exterior Adolf Opálka, Jozef Gabcík, Jan Kubiš, Josef Valcík, Josef Bublík, Jan Hrubý, Jaroslav Švark.

El obispo Gorazd, el sacerdote Citel, el Dr. Petcek, el presidente de la comunidad religiosa S. y otros patriotas checos que facilitaron a los soldados un refugio fueron ejecutados. Jamás los olvidaremos”
.

La muerte de Reynhard Heydrich fue tomada por Adolf Hitler como una cuestión personal y ordenó unas acciones de represión desconocidas hasta el momento y que fueron encargadas a Kurt Daluege. La más conocida de todas ellas fue la destrucción del poblado de Lidice y la aniquilación de sus habitantes. Todos ellos fueron asesinados, bien en fusilamientos sumarios en el pueblo o en el campo de exterminio de Chelmno.

El escritor francés Laurent Binet, autor de un libro sobre el atentado contra Heydrich, hablaba así de la masacre de Lidice: “Lidice simbolizó la barbaridad del nazismo, al igual que Gernika simbolizó la barbarie del franquismo y del fascismo”.

Las palabras de Binet vienen a demostrar que la esencia genocida de ambos regímenes era la misma. Colaboraron y participaron activamente para la realización de sus crímenes, por lo que celebrar y alegrarse de la muerte de un dirigente franquista debería estar al mismo nivel que hacerlo de cualquier dirigente nazi. La calificación personal de quien celebra una muerte o hace bromas sobre ella tendría que quedar circunscrita al ámbito moral, nunca al penal.

Ser demócrata en Europa está unido de forma indisoluble a ser antifascista. Algo que en España la herencia franquista de la transición impide ver con claridad. A Cassandra, una estudiante de 21 años, el fiscal Pedro Martínez Torrijos le pide dos años y medio de cárcel por celebrar la efeméride del asesinato de Luis Carrero Blanco, presidente del gobierno franquista, y por hacer chistes del atentado que le costó la vida. En el auto se afirma que sus tuits contienen “graves mensajes de enaltecimiento al terrorismo” y la acusa de un “delito de humillación a las víctimas”, recogido en el artículo 578.1 y 578.2, y 579 bis del Código Penal.

Sólo el hecho de que alguien pueda entrar en la cárcel por bromear o celebrar una muerte ya es grave, pero más lo es que una democracia defienda a los genocidas y verdugos del Estado de derecho. Una democracia que se preciara de serlo garantizaría el derecho a que cualquier ciudadano recordara con alborozo la muerte de un líder de la dictadura franquista.

Conmemorar la muerte de un jerarca nazi es algo asumido como normal en cualquier sociedad democrática
, nadie sería juzgado por hacer una broma sobre el asesinato de Reynhard Heydrich, pero la democracia española asume como parte de su corpus penal que celebrar la de Carrero Blanco pueda llevar a una persona a la cárcel.

El nazismo y el franquismo son representaciones diferentes de la misma realidad. Los campos de concentración franquistas contaron con la asesoría de Paul Winzer, jefe de la Gestapo destacado en España, quien además instruyó a la Brigada Político-Social en tácticas de represión. España no será una democracia completa si no incluye el antifascismo como pilar fundamental de sus valores. No lo será si no acepta el derecho a celebrar la muerte de Carrero.

Fuente: http://www.lamarea.com/2017/01/14/derecho-celebrar-la-muerte-carrero-blanco/

¿Quién es ese amante que se escapa por la puerta de atrás en cuanto llega el marido a casa?

Willie Dixon
En 1961 el gran cantante de blues Willie Dixon escribió un tema titulado “Back Door Man” (El hombre de la puerta trasera) cuya letra cuenta la historia de una mujer casada que tiene un amante que escapa por la puerta de atrás en cuanto el marido llega a casa.

Poco después, en los años del presidente Gerald Ford, el amante que escapaba por la puerta trasera de la Casa Blanca era Dick Cheney, el jefe de gabinete. Se le empezó a llamar “back door man” porque era el custodio del “Estado de Desecho”, es decir, que su tarea es obtener por vías ilegales lo que no se puede obtener por las otras.

En castellano se suele traducir como “fontanero”, el chico de los recados que se encarga de velar para que las cloacas no aparezcan nunca y que si hay mala suerte, nunca afecten al Presidente. Pero sepan Ustedes que, como dijo el mafioso de Felipe González, el “Estado de Desecho” se defiende en las cloacas, no en el Parlamento.

En la medida en que, cada vez más, triunfa el “Estado de Desecho”, las presidencias de los gobiernos “democráticos” se llenan de fontaneros que hacen el trabajo sucio sin que se note lo más mínimo, tipos discretos de la catadura del comisario Villarejo, una “jam session” en vivo y en directo de la vieja partitura GAL para Catalunya.

Los fontaneros forman una administración paralela, un auténtico gobierno bis que nunca comparece ante las cámaras de televisión, no rinde cuentas, ni utiliza papel con membrete. No existen, ni ellos ni sus reuniones, sus decisiones o sus compromisos.

Aquí creemos que cualquiera medianamente informado conoce estas formas de funcionamiento del moderno Estado burgués y que su importancia es cada vez mayor. Lo más curioso es, pues, que la mayor parte de los análisis políticos se hagan sólo con la parte visible del Estado, o sea, con la vistosa, con aquella que la burguesía muestra en el escaparate, la que quiere que veamos.

En esos análisis, ¿donde está el amante que se sale corriendo de la alcoba por la puerta de atrás?


Google no filtra las noticias falsas sino aquellas que el imperialismo trata de silenciar

En internet las noticias son como la horca: el ahorcado muere por la acción de su propio peso y en internet el propio usuario se engaña a sí mismo cuando instala un navegador Chrome, fabricado por Google, o cuando indaga a través del buscador del mismo nombre.

La mayor parte de los usuarios recurren a Google para buscar y tienen un navegador Chrome instalado en su ordenador, mecanismos ambos con los que se ponen la soga al cuello porque ninguno son instrumentos neutrales de información sino que forman parte de la manipulación.

Si el lector es de los que utiliza un navegador Chrome puede hacer la prueba instalando alguno de los “detectores de noticias falsas” y entrando luego en determinadas agencias de noticias, como Rusia Today, y verá que le salta una alarma, algo que no sucede si entra en la CNN.

A través de Chrome y su “detector” puede buscar en Google toda clase de noticias falsas sobre el “escándalo sexual” con el que los rusos chantajean a Trump y si pulsa el enlace comprobará que la alerta no salta nunca porque no censura noticias (verdaderas o falsas) sino sitios, es decir, que no cataloga a la noticia en sí misma sino por su fuente de procedencia (y las noticias de CNN siempre proceden de buena fuente).

No hará falta insistir en dos obviedades. La primera es que Google no alerta de las noticias falsas de la televisión, la radio, la prensa de papel o las ruedas de prensa. La segunda es que tampoco alerta de los silencios, es decir, no le avisa al usuario de que un determinado sitio se está callando algunas noticias que nunca le interesa publicar.

Google no detecta las noticias falsas gracias a ningún algoritmo o programa informático “objetivo”. Uno de los que ha elaborado un detector de noticias falsas para el navegador Chrome es el periodista Brian Feldman, del New York Magazine, que ni siquiera es informático, a pesar de lo cual lo logró en apenas una hora (1). La alerta es una aplicación de código abierto que se puede consultar en GitHub (2), donde cualquiera puede añadir sugerencias para empeorarlo aún más (si cabe).

Es como lo que hacen los padres para evitar que sus hijos menores tropiecen en internet con los sitios porno: hacen un listado de ellos. Lo mismo ocurre con las noticias falsas y la inquisidora que lo ha hecho para Google es una tipa que se llama Melissa Zimdar que asume el mismo papel que el Instituto para la Doctrina de la Fe en Roma: decir a los creyentes lo que pueden leer y lo que está prohibido.

Antiguamente en los libros que pasaban la censura, el Vaticano les ponía la etiqueta “nihil obstat” y ahora Google hace lo mismo, incluyendo en el índice de sitios prohibidos a las páginas partidistas, las satíricas, las rusas, las prorrusas... Lo mismo que la Inquisición, con el nuevo índice el 15 de noviembre Google inauguró una base de datos (2).

Cuando el internauta comete la equivocación de tropezar con uno de esos sitios prohibidos, le aparece un mensaje que dice lo siguiente:

¡Atención! Los artículos de esta página contienen probablemente informaciones inventadas, falsas o susceptibles de inducirle a error

Resultan enternecedores todos esos que tratan de impedir que cometamos errores (o más errores de los que solemos cometer a cada paso en nuestra vida). Pero si además de errores cometemos pecados, es decir, si creemos en lo que nos dicen los rusos u otros mentirosos compulsivos, el asunto es muy preocupante. En tal caso, el lector puede optar por una de estas dos opciones que le recomendamos:

a) acudir a la iglesia más cercana, confesar sus pecados, arrepentirse, pedirle al cura que le absuelva y rezar dos avemarías
b) acudir al siquiatra, tomar los somníferos que le recete y cuando despierte encienda la televisión y sintonice Tele 5


La segunda opción se explica de la siguiente manera: lo más probable es que el internauta sea un tipo morboso, o mórbido incluso, es decir, padezca ese trastorno que consiste en que basta que le prohiban algo para que lo incluya entre los sitios favoritos y quede permanentemente atrapado por la propaganda prorrusa.

El papel del siquiatra en estos casos, casi irrecuperables, consiste en lograr que, tras la correspondiente medicación, su paciente morboso colabore incluyendo en el índice de Google nuevas sugerencias, páginas erróneas, sitios mentirosos, informaciones dudosas y opiniones discutibles a fin de mejorarla y ampliarla.

(1) http://nymag.com/selectall/2016/11/heres-a-browser-extension-that-will-flag-fake-news-sites.html
(2) https://github.com/bfeldman/fake-site-alert
(3) https://docs.google.com/document/d/10eA5-mCZLSS4MQY5QGb5ewC3VAL6pLkT53V_81ZyitM/preview

sábado, 14 de enero de 2017

Hungría también expulsará del país a las ONG financiadas por George Soros

Soros, especulador y manipulador
Hungría va a utilizar todos los medios a su disposición para expulsar del país a las ONG financiadas por el especulador George Soros, según ha anunciado Szilard Nemeth, vicepresidente del partido gobernante Fidesz. Ha acusado al entramado del millonario de “servir al capitalismo mundial y sostener lo políticamente contra los gobiernos nacionales”, a pesar de que la nacionalidad originario de Soros es la húngara.

El gobierno húngaro ha sido de los primeros en apuntarse al llamamiento de Trump en contra de las manipulaciones que lleva a cabo Soros por todo el mundo a golpe de talonario. Es el momento oportuno para desembarzarse de la red.

Durante su campaña electoral Trump dijo que Soros formaba parte de “una estructura de poder mundial que es responsable de las decisiones económicas que han arruinado a la clase, despojado [a Estados Unidos] de su riqueza y poner el dinero en los bolsillos de un puñado de grandes empresas y entidades políticas”.

Hace meses que el Primer Ministro húngaro Viktor Orban está enfrentado al especulador, especialmente por la cuestión de la llegada de los refugiados a Europa a los que considera como una amenaza, por lo que se niega a acogerlos. Por el contrario, el 20 de septiembre del año pasado Soros publicó en el Wall Street Journal una carta titulada “Por qué estoy invirtiendo 500 millones en los refugiados”.

Soros acudía a la “llamada a la acción” de Obama para afrontar la crisis de los refugiados no sólo desde lo público. “Invertiré en startups, empresas, iniciativas sociales y otros negocios fundados por los propios refugiados”, señaló Soros.

En diciembre Orban manifestó a un sitio de internet húngaro que Soros y “los poderes que simboliza” serían purgados de todos los países europeos, añadiendo que las ONG a su servicio serían examinadas minuciosamente para averiguar qué tipo de intereses patrocinan.

Soros fundó el Instituto Open Society en 1993 para consolidar la reconstrucción del capitalismo en los antiguos países socialistas del este de Europa, aunque luego sus tentáculos se extendieron por África, Latinoamérica y el Caribe, Mongolia, el sudeste de Asia, Turquía y Estados Unidos.

En agosto del año pasado DCleaks publicó (*) numerosos documentos de las redes de injerencia que Soros tiene en más de 50 países de todo el mundo.

El especulador acumula una gigantesca fortuna de 26.000 millones de dólares procedente de operaciones especulativas con divisas que utiliza para desestabilizar y presionar a los gobiernos. Su lema lo explicó él mismo en 2002: “En la antigua Roma, sólo los romanos votaban. Bajo el capitalismo mundial moderno, sólo los estadounidenses votan. Por su parte, los brasileños no votan”. En otras palabras: en este mundo hay quien no pinta nada.

(*) http://soros.dcleaks.com/