miércoles, 1 de marzo de 2017

¿Hasta qué punto es fiable la alianza entre Rusia e Irán?

Hoy la prensa iraní reacciona a un artículo del Weekly Standard, que se hace una pregunta muy pertinente tras el desembarco de Trump en la Casa Blaca: ¿cómo es posible que Estados Unidos se aproxime a Rusia y al mismo tiempo poner a Irán en el punto de mira?, ¿suponen en Washington que la alianza entre Rusia e Irán no es tan fuerte como parece?, ¿confían en que Putin venderá a Irán por un plato de lentejas?

En Irán están convencidos que, tras la experiencia de Siria, la alianza con Rusia tiene un carácter estratégico y a largo plazo y ponen un ejemplo extraído de los arcanos de la Guerra Fría: Egipto en la época de Anuar Al-Sadat.

Tras la guerra que los israelíes llamaron del Yom Kippur de 1973, cuando fueron atacados por Siria y Egipto, Sadat decidió cambiar su alianza con la URSS por Estados Unidos, un regalo fastuoso para el imperialismo.

En Washington creyeron que si Egipto había cambiado de bando, podían lograr lo mismo en Siria, entonces dirigida por Hafez Al-Assad, padre del actual Presidente, que no se dejó camelar.

Desde entonces hasta ahora el imperialismo nunca dejó de adular a los gobiernos sirios, lo que combinó con toda clase de presiones, chantajes y amenazas, como acostumbra. Tras la Revolución Islámica de 1979 en Irán, el intento se extendió a la ruptura de cualquier clase de lazos entre Damasco y Teherán.

Pero los Al-Assad siempre se mantuvieron en la misma línea. ¿Es posible comparar a Al-Assad con Sadat?, se preguntan los iraníes. La actual correlación de fuerzas en Oriente Medio, afirman, es similar a la de los setenta. Los imperialistas cuentan con poderosos aliados en la región, aunque en la última época de Obama han perdido bastante fuerza, lo cual ha beneficiado a Rusia.

Sólo hay un país al que no han podido incar el diente, Irán, una realidad a la que Rusia no puede ser ajena, como tampoco a Hezbollah. Si los rusos abandonan Irán, no tienen nada que hacer en Oriente Medio, dicen los medios de Teherán.

No obstante, añaden, al mismo tiempo a Estados Unidos no le queda otro remedio que buscar un acuerdo con Rusia y cerrarle el paso por Turquía. El gobierno de Trump debe replantearse la supremacía aérea de Israel en el Mediterráneo oriental, debilitada desde la llegada a Siria de los sistemas de defensa S-300 y S-400. También debería pensar en la enorme fuerza adquirida por Hezbollah en los altos del Golan, las puertas mismas de Israel.

¿Qué puede ofrecer Estados Unidos a Rusia a cambio de renunciar al apoyo de Irán?, se preguntan. ¿Tiene Estados Unidos en sus manos algo de más valor que Irán en Oriente Medio? Los propios implicados creen que no. Si Rusia abandona a Irán, abandona Oriente Medio.

El criminal Franco acumuló una fortuna de 400 millones con su entramado corrupto

Juan Miguel Baquero

El dictador filtró para sí parte de las donaciones “a la causa nacional” en plena guerra civil y revendió 600 toneladas de café donado por Brasil a España en 1939. El general golpista tenía en agosto de 1940 una fortuna cercana a los 400 millones de euros y el “holding empresarial” de El Pardo acumuló sueldos, comisiones, regalos y gratificaciones para amasar su riqueza.

Franco era un corrupto que ejecutó mordidas desde la guerra civil. Un opresor que aflojó las cuentas públicas de España y estableció un entramado que desaguaba riqueza en su figura omnímoda. “Nuestra Cruzada es la única lucha en la que los ricos que fueron a la guerra salieron más ricos”, dijo el dictador en un discurso (Lugo, 1942). Es el lado oscuro, e ilegal, de una fortuna que engordó en plena dictadura al calor de la corrupción sistémica del régimen franquista.

El perfil latrocínico del militar arranca a lo grande: se hizo con casi 400 millones de euros tras la “cruzada” contra la República. Queda en pañales la trama Gürtel y las cuentas en Suiza de Francisco Correa (18,6 millones) o Luis Bárcenas (47). Francisco Franco (El Ferrol, 4 de diciembre de 1892 – Madrid, 20 de noviembre de 1975) disfrutó cuatro décadas como Jefe de Estado para acumular donaciones, sueldos, regalos y comisiones.

Franco no perdió el tiempo. Arañó dinero recibido por los golpistas en pleno conflicto armado y revendió toneladas de café donadas por Brasil. A lo largo de su vida recibió innumerables “regalos”, caso del Pazo de Meirás o un todoterreno agasajo de Adolf Hitler. Todo era posible bajo su manto omnipotente. Como lo era la gratificación mensual de 10.000 pesetas que recibía de la compañía Telefónica.

“Franco se consideraba el Estado, España. Necesitaba dinero y se apropió de él”, cuenta el historiador Ángel Viñas. A cuatro décadas de la muerte del dictador, el autor publica el libro La otra cara del caudillo (Crítica, 2015), una obra que da “un paso más en el continuo proceso de desmitificación de Franco”.

Tenía un plan y robó, para cumplirlo, una idea al propio Hitler: el Führerprinzip o mandato dictatorial como “fuente de Derecho”. Usaba “leyes reservadas” y ocultas al Boletín Oficial del Estado, disposiciones secretas que explotó “desde los años de la guerra civil hasta 1957”. Una “curiosa y desconocida costumbre de Franco” que solo conocían “aquellos privilegiados que se ocuparon de llevarlas a la práctica”, describe Viñas.

Por ahí filtró a su interés parte de las donaciones “a la causa nacional”. Las mordidas al apoyo económico a la rebelión militar contra la República inauguran en octubre del 36 la cuenta corrupta que vive un episodio de oro al final de la guerra con las 600 toneladas de café entregado por el dictador brasileño Getúlio Vargas. “Un regalo al Estado español” que Franco pasó a la Comisaría de Abastecimientos y Transportes dependiente del Ministerio de Industria y Comercio “y cobró por adelantado su importe”, 7,5 millones de pesetas, que serían hoy unos 85,6 millones de euros.

Con una nómina en 1935 de 2.493 pesetas y de 50.000 como Jefe de Estado, la riqueza del militar llegó en agosto del año 40 a 34,3 millones de pesetas. Un capital “acumulado en diversas cuentas corrientes” que suponen cerca de 388 millones de euros. “Todo ‘ganado’ en cuatro años. No está mal para empezar”, subraya Viñas.

“Sin embargo, ha perdurado la convicción de que Franco era un hombre honesto y austero”, declara el hispanista Paul Preston. El dictador, “y su mujer”, recibían “regalos de varios tipos, desde medallas de oro a fincas y hasta automóviles de lujo”, enumera como “la punta de un iceberg colosal” que arranca en “su acceso particular a las suscripciones que se hicieron para sufragar el coste del esfuerzo bélico de los rebeldes militares”.

“La idea convencional del Franco sin afán de lucro ya no se sostiene”, aclara Preston. En su afán recaudatorio, el general golpista trazó negocios secretos y oscuros manejos de testaferros familiares. Era el “holding empresarial” forjado desde “la corte de El Pardo”, según desveló en Los Franco S.A. o Ricos por la guerra de España el periodista Mariano Sánchez Soler. Un patrimonio difícil de digerir a base de simples sueldos públicos.

El oficio continuó en plena dictadura. Franco “modificó su comportamiento” y había empresas que, “agradecidas por autorizaciones concedidas”, traspasaban “acciones gratuitamente”. El dictador, así, percibía “dividendos”, mordidas, porcentajes por negocios revueltos entre consejos de ministros y de administración. “La corrupción estaba en el ADN de la dictadura”, dice Viñas.

La imagen corrupta del general rebelde toma huella documental con la apertura a investigadores –año 2010– de los “papeles conservados” en la Fundación Nacional Francisco Franco. “Es claro que Régimen de Franco institucionalizó el pillaje a través de los castigos a los derrotados que algo tenían”, continúa Paul Preston. El soporte legal, la Ley de Responsabilidades Políticas, era “en esencia un mecanismo para justificar la expropiación masiva de los vencidos”.

La corrupción servía como pauta de control y la afición cinegética del general golpista, como oficina ambulante: “importantes sumas de dinero cambiaron de manos mientras los aspirantes a los favores de Franco promocionaban cacerías a fin de conseguir acceso a la fuente de patronazgo”, dice el hispanista.

“No se sabe mucho más” de lo publicado hasta ahora, confirma el historiador Francisco Espinosa. “Aquí no se conservan los archivos de los presidentes ni mucho menos de los dictadores”. Porque el enriquecimiento ilícito no quedó en el autócrata. El contubernio ilícito envolvía al régimen y derramó siempre sobre la oligarquía franquista, desde 1936 hasta la Transición.

Franco, corruptor y corrupto, cosió a la clase dirigente en la confusión premeditada entre lo público y lo privado. Y ése carácter sistémico brotaba en cualquier aspecto de la vida, con el estraperlo como gran ejemplo cotidiano: el comercio prohibido con artículos intervenidos por el Estado o sujetos a racionamiento. Amén del tráfico de penicilina en el ámbito sanitario, el “trabajo esclavo” como inagotable fuente de recursos e incluso la “necesidad de recomendaciones para salvar la vida”, enumera el historiador José Luis Gutiérrez Molina.

El dictador lideraba la patria convertido en una suerte de gestor avanzado de puertas giratorias. Corrupción y desarrollo se dieron la mano para amasar patrimonios y consolidar el capitalismo español. Familias del régimen, cuenta Sánchez Soler, pobladas de “empresarios de fortuna, falangistas de clase media, funcionarios oportunistas, latifundistas de gatillo fácil, altos cargos a la búsqueda de multinacionales… unidos a la caza del dinero y entrenados en la autarquía de la posguerra para enriquecerse con el desarrollismo a partir de 1959”. Concluye Viñas: “si Franco se benefició personalmente de la victoria parece sensato que no pensara mal de quienes también lo hacían” bajo la tenaz sombra del franquismo.

Fuente: http://desmemoria.eldiario.es/fortuna-franco/

La nazi murciana agredió una familia junto con otros 30 matones más de su misma calaña

Lucía García de la Calzada
“Nos hemos quedado con vuestras caras; sabemos quiénes sois, guarros”. Ésta y otras frases del mismo tenor sirvieron de despedida para la banda de unos 30 neonazis que agredió con brutalidad a una familia con niños pequeños de muy corta edad mientras comían en el Bar Los Pachiquitos, de la pedanía murciana de Churra.

Entre los atacantes se encontraba Lucía García de la Calzada, alias La Intocable o La Navajera, la nazi que acusó de agresión a un grupo de antifascistas. El Informe Raxen apunta a un auge exponencial de la violencia nazi en Murcia desde 2010, con más de 200 agresiones anuales.

“Todo empezó sobre las dos y media de la tarde. Había una familia de cinco adultos y tres niños comiendo en la terraza, al sol, tranquilamente. En otra mesa de al lado empezaron a llegar chicos jóvenes, algunos con pinta de gimnasio y estética nazi. Empezaron a pedir litronas de cerveza, mientras se liaban porros a la vista de todos”, relata una testigo.

Se veía que algo raro pasaba porque hablaban muy alto, con risotadas y hacían fotos con sus móviles a la familia mientras otros no paraban de hacer llamadas. “Poco a poco, de los cinco o seis del principio pasaron a ser unos treinta o más. Cuando llegaron los últimos, teníamos la sensación de que algo iba a pasar porque no hacían más que mirar y hacer fotos hacía una mesa donde había cuatro chicos y chicas jóvenes, una señora más mayor y tres niños”.

Según esta persona, “no serían las dos y media cuando de pronto se lanzaron como fieras a golpear como locos principalmente a un chico y a una chica, que cayeron al suelo, así como a la señora que intentó detener la agresión. Pero no paraban, mientras se reían y les insultaban. Entre los agresores había tres o cuatro chicas jóvenes. Todos nos quedamos asustados de su brutalidad”. Cuando acabaron la agresión, los agresores abandonaron rápidamente el lugar, unos corriendo y otros en coche y en moto. Pero varios de ellos fueron reconocidos.

Al parecer, los agresores, miembros de la banda neonazi Lo Nuestro -vinculada al Hogar Social Madrid y a los Ultras Murcia-, habían reconocido en la mesa familiar a un chico y a una chica vinculados a los colectivos alternativos y decidieron darles un escarmiento. Algo que se ha convertido en un drama en la región murciana.

Antes de producirse la agresión, la familia ya se percató de que algo se estaba cociendo, así que procuraron identificar al grupo de matones que iba aumentando a sus espaldas, al tiempo que decidieron abandonar el lugar. Por eso llamaron a un taxi para que los recogiera. Una fotografía realizada en esos instantes recoge la imagen de parte del grupo minutos antes de atacar, donde se aprecia que prácticamente todos están pendientes de los movimientos de la familia. La tensión en su grado máximo se alcanzó cuando llegó el taxi y los chicos se levantaron. En ese momento, los nazis se abalanzaron sobre ellos y comenzó la agresión.

Las víctimas, tras ser atendidos por servicios médicos en el lugar de los hechos, identificaron posteriormente ante la Policía a diez de sus agresores. Entre ellos, a Lucía García de la Calzada y al portavoz de Lo Nuestro, Francisco García, alias Fran, así como a otros conocidos nazis, de esos que recogen alimentos sólo para auténticos españoles a las puertas de los supermercados.

Las identidades de los agresores fueron comunicadas a la Policía por las víctimas el mismo sábado, identificándolas en el archivo policial en algunos casos, como con la aportación de fotografías obtenidas en las redes donde los agredidos han podido poner cara a los autores de esta agresión.

Fuente: http://www.publico.es/actualidad/neonazis-identifican-intocable-paliza-murcia.html

7 juicios en una semana en la Audiencia Nacional por ejercer la libertad de expresión

Esta semana la Audiencia Nacional ha batido sus propios récords represivos señalando siete juicios por el ejercicio de la libertad de expresión en las redes sociales, más otro por supuesta pertenencia a una “célula yihadista” en Melilla.

La Audiencia Nacional es un tribunal típicamente fascista que hereda al antiguo Tribunal de Orden Público y ejerce sus mismas competencias en materia de represión política y contra el ejercicio de los derechos más elementales de las personas, como la libertad de expresión.

Durante décadas los medios de comunicación dijeron que en España los partidarios de la lucha armada eran una minoría muy reducida, lo cual contrasta con el enorme número de detenidos y de condenas que se dictan todas las semanas en contra de los que se muestran públicamente partidarios de la violencia revolucionaria, a pesar de que está prohibido.

Hay que aclarar que lo que la Audiencia Nacional persigue no es eso que llaman “el terrorismo” en general, ni tampoco la violencia fascista, sino sólo la defensa de la lucha armada que han practicado las organizaciones revolucionarias o antifascistas, y lo pintoresco de toda esta campaña represiva es que dicha incriminación se hace cuando dichas organizaciones están inactivas.

En los siete juicios de esta semana la Audiencia Nacional condenará a Alfredo Remírez Maralón, Javier Martínez Rastrollo, Jesús María Llastra Herranz, Cassandra Vera Paz, Arkaitz Terrón Vives, Xavier Zalaia Madariaga y Jordi Clara Turón. La Fiscalía pide para los siete acusados penas que oscilan entre uno y dos años y medio de prisión.

Remírez Marañon ya fue condenado en 2009 a un año de prisión por ejercer la libertad de expresión y ahora, por el ejercer el mismo derecho, se enfrenta al doble de pena: dos años de cárcel. Según la Fiscalía, desde 2010 este acusado lleva publicando en Twitter comentarios de “apoyo a organizaciones terroristas, a sus integrantes y acciones cometidas y de vejación a las víctimas del terrorismo”.

También condenará a Martínez Rastrollo porque, según los fiscales, entre los años 2012 y 2015 publicó en Twitter de manera “habitual y continua” una serie de mensajes e imágenes en los que se ensalzan y justifican los actos de ETA y GRAPO. La petición del fiscal es que sea condenado a dos años y medio de prisión.

La familia de Manuel Broseta Pont denunció a Lastra Herranz por un vídeo que encontró en 2014 en el portal Youtube sobre. Bajo el título “1992-Asesinato de Manuel Broseta” un comentario del acusado decía: “Muy bien que mataran a este degenerado blavero repugnante, cada año lo celebro”.

Según el fiscal, Lastra realizaba una “intensa actividad” insertaando “comentarios laudatorios y propagandísticos de las ideas y actividades de ETA en vídeos publicados en distintos servidores de Google, sobre todo en Youtube”, por lo que pide la pena de dos años de prisión.

Esta misma mañana se ha suspendido el juicio contra Cassandra Vera Paz, a quien la Fiscalía pide dos años y medio de prisión por contar chistes sobre el almirante fascista Carrero Blanco en Twitter.

Terrón Vives se enfrenta a una pena de dos años de prisión por difundir diversos comentarios y fotografías en los que se homenajea a miembros de ETA como Argala, Juan Paredes “Txiki” o Ángel Otaegi, además de celebrar la ejecución del fascista de Carrero Blanco.

A Zelaia Madariaga le acusan de publicr en Facebook numerosas imágenes con simbología independentista, así como lemas relacionados con ETA. Aparecen fotografías de miembros de la organización armada, el anagrama de la misma y la estrella roja de cinco puntas, por lo que el fiscal solicita un año y ocho meses de cárcel.

Jordi Clara Turón será juzgado por insertar chistes sobre Irene Villa y pedir la ilegalización de la Asociación de Víctimas del Terrorismo. La fiscalía le pide un año de prisión.

martes, 28 de febrero de 2017

Los Oscar de Hollywood conceden un premio a los yihadistas

El documental de los Cascos Blancos logró uno de los Oscar de Hollywood al mejor cortometraje, consumando así la farsa en torno a la referida organización, a la que llevaron también a optar por el Premio Nobel de la Paz de este año.

El cortometraje no es tal, es decir, Netflix y su director Orlando von Einsiedel no han rodado nada. Se han limitado a montar el material que les ha suministrado la propia organización, una parte del cual es ficción, es decir, otro camelo.

De esta manera, dados los vínculos de los Cascos Blancos con el yihadismo, en definitiva Hollywood lo que hace no es promocionar el cine sino la guerra contra Siria.

Si no estuviéramos curados de espanto deberíamos hacernos los sorprendidos por la capacidad de los aparatos de propaganda del imperialismo para condicionar el funcionamiento de todos y cada uno de sus peones ideológicos: prensa, internet, teatro, música, cine, universidad... No se les escapa casi nada.

Como en cualquier otra farsa, los Cascos Blancos son más conocidos fuera que dentro de Siria, donde la mayor parte de la población no hay oído hablar nunca de ellos, ni de sus grandes proezas de salvamento.

Sus máximos dirigentes son, al mismo tiempo, miembros de Al-Qaeda y a más de uno de sus “voluntarios” se le ha visto en manifestaciones portando los estandartes de los yihadistas.

Los imperialistas crearon este tipo de organizaciones como instrumento de presión para impedir los bombardeos de la aviación rusa contra sus posiciones en los frentes de la Guerra de Siria, nutriendo con reportajes fotográficos las devastadoras consecuencia que acarreaba la lucha contra el yihadismo.

La OTAN utiliza a Armenia para extender el cerco contra Rusia al flanco sur de la frontera

Hovannissian y Sefilian
Ayer el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se entrevistó con el Presidente armenio Serge Sarkissian en la propia sede de la alianza imperialista para extender el cerco contra Rusia a la región del Cáucaso.

En marzo del año pasado Stoltenberg mantuvo otra entrevista con el ministro armenio de Asuntos Exteriores, Edward Nalbandian, y con el de Defensa, Seyran Ohanian, lo que demuestra el interés del imperialismo por el flanco sur de la frontera rusa, que también supondría acercar a los imperialistas a Irán y Siria, es decir, al polvorín de Oriente Medio.

No obstante, Armenia aún tiene la pelota en el tejado y no sabe de qué lado va a caer, lo que explica el conato de “Plaza Maidan” que se produjo en junio de 2015 y el intento de asalto a la comisaría de policía del barrio de Erebuni, en Erevan, la capital armenia, inmediatamente después de la entrevista de los ministros armenios con Stoltemberg el año pasado.

Las acciones formaban parte de un plan de golpe de Estado y tenían relación con la guerra larvada entre Armenia y Azerbaián por el Alto-Karabaj, una de cuyas últimas batallas, que duró cuatro días, se produjo en abril del año pasado. Pero sin necesidad de remontarse tan lejos, este fin de semana también se produjeron tiroteos en la línea de demarcación de las tropas de ambos bandos, algo que ya no es noticia.

Después del genocidio de hace un siglo, Armenia sobrevive gracias a la URSS y, lógicamente, aún mantiene fuertes lazos con Rusia, que la OTAN pretende erradicar totalmente, por las buenas o por las malas, mediante la diplomacia o mediante alguna desestabilización de colores.

Los manifestantes que salieron a la calle en junio de 2015 protestaban por el elevado precio de la electricidad, aunque había otro motivo no explícito: la empresa que suministra electricidad a Erevan es propiedad de Igor Sechin, uno de los más estrechos colaboradores de Putin del que ya hemos hablado algo en otra entrada.

Al mismo tiempo, una de las organizaciones que promovía las protestas era el Frente Revolucionario Armenio, que defiende la anexión por la fuerza del Alto-Karabaj, es decir, que al tiempo que criticaban la presencia rusa en Armenia pretendían incrementar la de Armenia en aquella región en disputa.

También exigían, lo mismo que los asaltantes de la comisaría de policía, la liberación de Jirair Sefilian, que permanece preso en la cárcel. Como tantos otros políticos de los antiguos países que formaron parte de la URSS, Sefilian nació en la diáspora, en Líbano, donde en los años ochenta luchó en defensa de las fuerzas armenias y cristianas, es decir, del lado falangista.

En 1990 retornó a Armenia, poniendo su experiencia militar al servicio del nuevo ejército en la guerra del Alto-Karabaj, llegando a obtener el grado de coronel. Abandonó el ejército por la política, ensayando en varias organizaciones, hasta que se asoció con Raffi Hovannissian, otro armenio de la diáspora retornado de Estados Unidos.

Sefilian ha sido detenido en varias ocasiones y, en cuanto a Hovannissian basta decir que es el agente de Soros en la región y ha formado parte de su sección georgiana al menos desde 2011, de la cual hay que recordar que tiene una estrecha relación con dos acontecimientos capitales: la desestabilización del gobierno georgiano en 2003 y la exportación de políticos georgianos a Ucrania a partir de 2004.

Los hilos de los manejos de la OTAN en el Cáucaso llevan muy lejos. Por ahora sólo añadiremos que los cables de Wikileaks ponen de manifiesto los estrechos vínculos de Hovannissian con Marie Yovanovitch, la embajadora de Estados Unidos en Armenia, en Kirguistán y en... Ucrania.

Facebook dirige la censura política contra una página palestina

El dirigente palestino Yaser Arafat
Facebook ha cerrado la página web de Al-Fatah, el partido del presidente palestino Mahmud Abás, por presiones del Estado de Israel, cuyo gobierno acusa regularmente a los palestinos, y sobre todo a la dirección palestina en manos de Al-Fatah, de incitar a la violencia en las redes sociales.

En otoño, una delegación de Facebook visitó Israel y se reunió con varios ministros que defienden la criminalización de determinados comportamientos en Facebook o en internet.

No obstante, la excusa formal del cierre ha sido la exhibición de una foto del histórico dirigente Yaser Arafat en la que aparece con un arma en la mano, según informó ayer la organización palestina.

“Hemos recibido un mensaje señalando que nuestra página contravenía los reglamentos de Facebook”, ha explicado Munir Al-Jaghoub, encargado de medios en Al-Fatah y uno de los administradores de la página cerrada.

Las cuentas de los 12 administradores de la página que contaba según Jaghoub con 70.000 seguidores han sido igualmente cerradas durante 30 hoaras.

En el mensaje enviado por Facebook, añade Jaghoub, se adjuntaba una foto de Arafat con un fusil que había pertenecido a un soldado israelí secuestrado en los años 80 por los palestinos en Beirut (Líbano). A su lado, en un combo de fotos, aparecía Mahmud Al-Alloul, recientemente elegido vicepresidente de Al-Fatah.

Los militantes palestinos acusan regularmente al monopolio de las redes sociales de censura y parcialidad. En septiembre, tras el cierre de varias páginas ligadas a sitios de información palestinos, Facebook tuvo que disculparse después de admitir “un error”.

La censura política en Facebook siempre lleva un sello muy característico. En agosto del año pasado le cerraron la cuenta al actor Willy Toledo durante un mes después de que generara polémica con una publicación en la que denunciaba el linchamiento que estaba sufriendo a causa de llamar “gusano” y “traidor” al medallista olímpico Orlando Ortega, de origen cubano.

lunes, 27 de febrero de 2017

Holanda se replantea su pertenencia a la zona euro

Los parlamentarios holandeses han aprobado por unanimidad una resolución para abrir una ivestigación a fin de determinar si el país debe permanecer o no en la zona euro, segun informa Reuters (*).

La propuesta la presentó el jueves pasado Pieter Omtzigt, democrata cristiano, el principal partido de la oposición, encargando al Consejo de Estado y al Parlamento de abrir la investigación.

Según los parlamentarios, la moción pretende analizar “las políticas y las opciones institucionales abiertas por el euro” y las ventajas y los inconvenientes de cada una de ellas.

La investigación se abre como consecuencia del temor de que los bajos tipos de interés del Banco Central Europeo pueda perjudicar a los ahorradores holandeses, en particular a los jubilados.

La suerte del euro en Holanda se discutirá en las próximas elecciones que se celebrarán el 15 de marzo y los resultados de la investigación se anunciarán en los próximos meses.

El debate sobre una eventual salida del euro ya está en casi todos los países de la zona y va mucho más allá de los partidos acusados de “populismo”.

La historia del euro es la de un sueño (o una pesadilla, según se mire). La moneda única no ha creado (porque no puede crear) una homogeneidad económica, ni entre el norte y el sur, ni entre el este y el oeste, ni equiparar los salarios de Burgos con los de Hamburgo o Edimburgo.

Fuente: http://www.reuters.com/article/netherlands-election-euro-idUSL8N1G95BX

La verdad es revolucionaria, ¿y la posverdad?

Juan Manuel Olarieta

Como parte de la ideología dominante, la expresión “posverdad” tiene un origen anglosajón. Originalmente se habló en 2000 de “post-truth politics” para indicar, además, que su ámbito estricto de aplicación eran las batallas políticas. El imperialismo crea ideología creando neologismos que, además, quiere convertir en conceptos: activista, transversal, género... Díme cómo te expresas y te diré cómo piensas.

Tras el Brexit este término ha saltado a la fama en todo el mundo hasta el punto de que el año pasado el Diccionario Oxford del inglés la calificó como “la palabra del año”. No es ninguna casualidad.

Su impulso procede de un editorial de Katharine Viner, redactora de “Informaciones y Medios” del diario británico “The Guardian”, de 12 de julio del año pasado para explicar el fracaso de la propaganda mediática a favor de la permanencia de Gran Bretaña en la Unión Europea.

El argumento es el mismo que el de otro estrepitoso fracaso mediático, la victoria electoral de Trump, inmediatamente después: a pesar de que la prensa, acostumbrada desde siempre a dirigir las elecciones y todas las batallas políticas, apoyó a Clinton, los votantes se decantaron por Trump.

¿Por qué hemos fracasado?, se preguntan los medios más poderosos del mundo, acostumbrados a manipularlo todo. Han balbuceado una serie de explicaciones a la altura de su falta de talla intelectual: porque en la era de internet proliferan las noticias falsas con las que embaucan a los electores. Las mentiras han entrado en competencia. En lugar de los embaucarles nosotros, les embaucan otros, afirman los periódicos, señalando con el dedo a sus propios fantasmas: Putin, el Kremlin, Rusia...

A partir de ahí, los medios dominantes desarrollan su explicación acerca del descrédito en el que están sumidos recurriendo a un aspecto que es muy interesante tener en cuenta: el universo emocional de los lectores. Mientras los medios “serios” exponen argumentos basados en hechos y razonamientos “fríos”, la posverdad recurre a los aspectos más emotivos del ser humano, a sus pasiones y a sus creencias más arraigadas.

La burguesía, de la que los periodistas son portavoces, no puede entender que lo que ellos consideran un argumento razonado y basado en evidencias circule por las redes sociales mucho menos que una soflama incendiaria en la que su clase social, los políticos que la representan y sus portavoces mediáticos son tratados con el desprecio que se tienen bien merecido.

El más somero vistazo por internet, las redes sociales o los blogs muestra que el mundo virtual se ha convertido en una válvula de escape que desempeña dos funciones. Por un lado, impide que el hartazgo salte a la calle, al mundo real; por el otro, encierra la protesta en lo virtual con toda la virulencia que la crisis capitalista y la brutal represión política desatan. Internet está lleno de violencia, pero es sólo verbal, algo que el capitalismo debería agradecer, en lugar de condenar. Si los internautas expresaran en la calle la mitad del cabreo que muestran en los foros digitales, los Estados burgueses saltarían en pedazos.

Si del inglés pasamos al latín y las lenguas romances, caeremos en la cuenta de que las palabras emocionar y movilizar tienen el mismo origen en la palabra “motu”, que significa movimiento. Lo que nos mueve es lo que nos emociona, lo que Spinoza llamó “las afecciones del alma”. Sin embargo, desde hace 200 años tanto los enciclopedistas franceses como el idealismo alemán han creado en la burguesía una concepción ideológica puramente racionalista, que mutila el universo emocional de las personas.

Esa concepción está ampliamente arraigada en las sociedades influidas por el racionalismo burgués y en su época ya fue criticada por Marx y Engels, que acusaron a los neohegelianos de no ver “en la humanidad más que una masa sin alma” (1) donde el hombre concreto, el burgués, el trabajador, el parado, el que ríe y llora, se ha esfumado. Para la burguesía las personas somos abstracciones, de las que sólo hay que tener en cuenta el intelecto, mientras que el cuerpo es un objeto propio de la medicina

De ahí proviene la cosificación de las personas, su calificación como “pacientes”, es decir, sujetos pasivos: una persona que no se mueve está como convaleciente, no es más que un objeto como cualquier otro. No actúa por sí misma sino que hay que actuar sobre ella. Es alguien que carece de lo que el marxismo ha puesto en el centro, la práctica, a diferencia de Hegel, que separaba el pensamiento (la teoría) del sujeto (que se moviliza) de carne y hueso (2).

Cuando la burguesía abandona sus sofisticadas exposiciones ideológicas, la impostura se nota demasiado y entonces aparece eso que llaman “populismo”, el intento de mantener la dominación ideológica mediante el recurso a la demagogia, tan típica de los periodos electorales. Para obtener escaños hay que decir a los votantes lo que éstos quieren escuchar, satisfacer sus “bajos” instintos, lo cual es una redundancia porque para la burguesía todos los instintos del populacho son “bajos”. Lo realmente elevado es el intelecto, la conciencia en el sentido que le da la burguesía “culta” y cultivada.

La burguesía oscila, así, de manera pendular, entre la mentira y el vacío, que se esconde bajo un invocación de neutralidad y objetividad que pondera los pros y los contras de todo poniéndolos encima de una balanza imaginaria. Son esas obras de historia en las que la guerra civil aparece como una lucha fratricida en las que ambos bandos cometieron graves crímenes y esas informaciones en las que los yihadistas son unos criminales, pero Bashar Al-Assad tampoco es ningún santo... Es lo que Marx calificaba como la pura contemplación hegeliana, que es la actitud del espectador, de quien se recrea en el paisaje.

La propaganda revolucionaria es todo lo contrario: es apasionada, partidista, conmovedora... Tiene el sello de otra clase social, el proletariado, opuesto al de la burguesía. Es el punto de vista de alguien que participa, que toma partido en aquello sobre lo que escribe. El modelo inmortal de periodismo revolucionario sigue siendo el de John Reed en su “México insurgente” y sus “10 días que estremecieron el mundo”. Es pura agitación. Cien años después su lectura sigue moviendo, removiendo y conmoviendo.

Mientras la mentira es un somnífero, la verdad es revolucionaria, escribió Lenin. La verdad altera nuestro estado de ánimo, nos irrita profundamente y nos arrastra a gritar por las calles (no sólo por las redes).

(1) Marx y Engels, La sagrada familia, Madrid, 1981, pg.54.
(2) Marx, Manuscritos, economía y filosofía, Madrid, 1974, pg.205.

domingo, 26 de febrero de 2017

Google participó en la desestabilización del gobierno sirio

Uno de los correos filtrados desde los archivos del gabinete de Hillary Clinton muestra (1) que Jigsaw, la filial diplomática de la multinacional informática Google, participó en la desestabilización del gobierno de Bashar Al-Assad.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, a su vez un conocido informático, en su libro “When Google Met Wikileaks” denunció en 2014 que Google no era sólo un motor de búsqueda, sino una fuerza diplomática con propósitos nada claros, aunque siempre relacionados con el imperialismo estadounidense.

El libro relataba el papel desempeñado por Jared Cohen, un sujeto al que la revista “Time” colocó entre las 100 personalidades más influyentes, a pesar de sus 35 años de edad.

Cohen fue consejero de la siniestra Condoleeza Rice en los tiempos en que Hillary Clinton estuvo al frente la Secretaría de Estado. Su especialidad es el “antiterrorismo” y la lucha contra la radicalización en Oriente Medio, bajo la cobertura de la “defensa de las libertades en internet”, el eufemismo utilizado para desestabilizar durante la Primavera Árabe.

Cohen estuvo a la cabeza de Jigsaw, antes llamado Google Ideas, que presta soporte a las maniobras de desestabilización, al tiempo que contribuye a ocultar en ellas las manos de los imperialistas.

Entre las filtraciones de correos electrónicos de Hillary Clinton hay uno de Cohen fechado el 25 de julio de 2012 en el que le informa de una iniciativa que Google tenía intención de lanzar de forma inmediata. Se trataba de seguir y cartografiar las deserciones que entonces se estaban produciendo en el gobierno de Bashar Al-Assad. De esa manera, decía Cohen, Google animaría a incrementar las deserciones y estimularía la confianza en la oposición.

Dadas las dificultades para obtener informaciones sobre Siria, decía Cohen, la conocida multinacional de internet trabajaría con la cadena qatarí Al-Jazira, que quedaría como propietaria de la herramienta informática que Google había elaborado. Ambos se repartieron las tareas. Al-Jazira haría el seguimiento de las informaciones, las verificaría y, finalmente, las difundiría entre la población de Siria.

“Dígame si hay algo que debamos tener en cuenta o en lo que deberíamos pensar antes del lanzamiento”, le decía Cohen a Clinton. “Pensamos que puede tener un impacto importante”, concluía.

Google puso en marcha la cartografía de las deserciones en el gobierno de Siria, que aparece en el sitio de Al-Jazira, aunque ahora está inactiva (2). En la web de Google, que ha sido eliminada (3), la herramienta informática se describía de una manera más neutra, a fin de disimular la complicidad de la multinacional en la agresión contra Siria:

“Poco después del levantamiento de Siria, que estalló en marzo de 2011, comenzó un flujo regular de soldados, jefes militares y responsables gubernamentales, que se pasaron a la oposición. Cuando comenzaron a producirse las deserciones, la gente se dirigió a los medios sociales para contar sus historias. En numerosos casos, algunos tránsfugas insertaron vídeos personales en internet para anunciar su cambio de alñiados. Las informaciones asociadas a esos vídeos suministran los metadatos necesarios para cartografiar y seguir las deserciones, comprendidos el nombre del tránsfuga su descripción, su fecha de defección y su relación con la organización”, anunciaba Google.

(1) https://wikileaks.org/clinton-emails/emailid/12166#efmAMoAbj
(2) http://www.aljazeera.com/indepth/interactive/syriadefections/2012730840348158.html
(3) https://www.google.com/ideas/projects/network-mapper