domingo, 31 de julio de 2016

Aclarado el misterio del dólar en el bolsillo

El otro día el ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag, anunció públicamente que en los registros que se practicaron como consecuencia del golpe fallido de 15 julio, habían aparecido billetes de un dólar lo cual, en el país de los bizantinismos, se había convertido en uno de los misterios más romcabolescos de la asonada.

Ahora la prensa de Turquía abre sus titulares anunciando que, al fin, las pesquisas sobre el golpe habían aclarado el misterio del dólar golpista. No se trata de que los amotinados estuvieran a sueldo de la Reserva Federal de Estados Unidos sino de una contraseña que les servía para identificarse entre sí, así como para saber su jerarquía dentro del golpe, ya que cada dólar tenía escrita una letra.

La letra F significaba uno de los mayores grados dentro de la conspiración, mientras que la J o la C eran graduaciones de menor rango.

De esa manera, el gobierno ha logrado mantener viva la atención de la población sobre el golpe y revivir los tiempos del Imperio Otomano donde imperaba la masonería, las cofradías y los acertijos de todo tipo.

Una vez descubierto el misterio del dólar, la cadena turca de televisión NTV ha informado de que hay 8.651 militares comprometidos con el golpe, lo cual supone el 1,5 por ciento de sus efectivos.

En cuanto a los medios, los golpistas utilizaron tres buques de guerra, decenas de aviones y carros de combate, así como centenares de vehículos blindados.

Del otro lado, las fuerzas leales al gobierno desplegaron 35 aviones, de los que 24 eran cazas, 37 helicópteros, 74 tanques, 246 vehículos blindados, 3.992 armas de fuego y tres buques de la marina de guerra.

El Ministerio del Interior ha interrogado a más de 15.000 personas, de las que 10.000 son militares. Según Reuters, 8.113  han sido detenidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada